domingo

KAOS Óleos sobre lino 100 x 120 cm


 
                                                                                                                 
                                                                                                                  Vendido
                                                                                                                    Vendido
                                                                                                                    Vendido



                                                                                                                    vendido
                                                                                                                 Vendido
                                                                                                               Vendido     
                                                                                                              Vendido
                                                                                                               Vendido
                                                                                                                                           Vendido

sábado

Haiku La rana en el estanque


Acuoso   Oleo sobre tela 100 x 100 cm  

Todo sentimiento se disuelve en mi corazón, se mezcla,  se licua...no sé si en un proceso alquímico o él ya no sabe que más  hacer...



miércoles

Sucesión Fibonacci


ANHELO  óleo sobre tela 230 x 130 cm   . vendido

 Políptico conformado por 5 telas según la progresión Fibonacci con una dimensión total de 230 x 130 cm. Pudiendo funcionar cada tela en forma independiente o agrupandolas de distintas formas, tanto como se desee jugar con ellas, existiendo la posibilidad ademas, de crear una 6º tela                                                               






Oxcitocina, la hormona del amor
 Políptico conformado por 5 telas según la progresión Fibonacci con una dimensión total de 230 x 130 cm. Pudiendo funcionar cada tela en forma independiente o agrupandolas de distintas formas, tanto como se desee jugar con ellas, existiendo la posibilidad ademas, de crear una 6º tela

Un poco de historia....
Este cuadro cuando lo empece se llamaba "memoria", tratando de hacer las conexiones necesarias para que mi viejita se mantuviera lucida los mas posible dado que le diagnosticaron Alzahimer..... Esta el sol, la luna, para que siempre se mantuviera el equilibrio....que se ilumine el cerebro hasta que "despertara"...que la emocion siempre estuviera, que no perdiera el contacto... representado por el agua.
Fluye todo  al centro de la espiral donde por fin se produce la transición de forma consciente, todo el amor y sufrimiento...habrá valido la pena.....al cabo de algunos años muere una semana después de haberse "dado cuenta"...pasaron 3 años hasta que terminara  este trabajo....y su nombre cambio, ahora,  a "oxitocina"  
la hormona del amor.
Viviendo entre montañas y arboles, pájaros, mariposas... líquenes! soy inmensamente feliz, como cuando se amamanta al bebe o se  goza de un orgasmo.....iluminando las neuronas no tan solo del cerebro, sino del corazón...nuestra aura se expande estando en contacto con la naturaleza.


con amor para todos y en especial a mi madre que me bendice con todos los regalos que me envía a diario y a ti papá que te mantuviste lucido hasta el final, soportando en silencio el peso de la vida, ahora llevo tu argolla para vivir tu sabiduría.
los amo
Astrid


sábado

Existencia


Pensamientos de una Mariposa Monarca  òleo sobre tela 100 x 100 x 6 cm Vendido

martes

Disolución


Disolucion  óleo sobre tela 30 x45 cm

Anteriormente las lineas emergieron del caos, se generaban los espacios. las formas surgian...
La luz, el color le daban el sentido.
Ahora las lineas de disuelven...se diluyen en el Todo, en la paz, armonía, en el amor.
Ahora, como ser puro movimiento?
como fluir al igual que el agua?, como fundir en  el color...?

lunes

Meditación: Decisiones

                         Meditación: Decisiones  óleo sobre tela 50 x 60 cm                                             Vendido


Cuando pinto mientras medito,  casi siempre termino pintando árboles, en esos momentos  me siento árbol, el tiempo no existe, se detiene,  se pueden gastar horas  descubriendo una ramita que quiere abrirse paso entre la oscuridad, una rama que quiere exsitir...un brote  que busca la luz.
El inconsciente analiza las decisiones...las tomadas, las por tomar....La mano descubre la rama donde se posará un ave que está por llegar, primero es un ave del paraíso, con grandes plumas que cuelgan de su cola....se transforma, en un pequeño pimpollo, inocente,  que observa atento antes de emprender el vuelo..... antes de disidir que camino tomar;  la luz invita, el misterio atrae.....

los dejo con este hermoso poema del poeta Mapuche  Leonel Lienlaf, musicalizado por Joe Vasconcellos





Ka-wün  — Transformación







Kiñe aliwen ñi newen 
ñi newenuwi
aliwen-uwen inche. 
Kimün wüla 
chemew ñi llaskülen. 
Ngüman ina ñi chaninmew 
ñi folilmew. 
Kiñe epe-lalechi güñüm 
umagtumekey ñi ruwmew 
kürüf lelitupefilu 
ñi patrigülmaetew 
ñi müpü. 
Inche aliwen-uwen 
aliwen-ngefuy ñi newen.
La vida del árbol 
invadió mi vida
comencé a sentirme árbol 
y entendí su tristeza. 
Empecé a llorar por mis hojas, 
mis raíces, 
mientras un ave 
se dormía en mis ramas 
esperando que el viento 
dispersara sus alas. 
Yo me sentía árbol 
porque el árbol era mi vida.


jueves

O j O


ojos por alluantu


Trabajo realizado con imágenes de ojos de variados seres vivos, música: extracto de Echoes Pink Floyd 1971, fotografías tomadas de internet varios autores.

lunes

Aliento


Consigo esa sensación cuando muero, 
mi cuerpo derrepente se hincha como un globo.

Este sonido llena mis oídos.

Me duelen los ojos.

Todo lo que veo es amarillo, oh no.

No estoy aquí

Me he convertido en un pájaro
me he convertido en el viento
veo por todas partes.

He desaparecido.

Me veo a mi misma desde lejos,
hay miles iguales que yo.

Espera, espera, espera, 
espera! pronto estará acabado.

Espera!

¿que dije?
algunas veces hago esto
quiero ir dentro del agua...
para sentir esto otra vez
pero estoy demasiado asustada.

Es muy agradable
estoy asustada..
solo es posible cuando no hay otra elección,
cuando mi voluntad no importa,
solo es posible entonces.

Cuando mi voluntad no importa,
cuando permanezco  ante la muerte...


fragmento de "aliento" de kim ki-duk  

La soledad del artista por Aldo Pelligrini




Aldo Pellegrini (Rosario Santa Fe 1903 – 1973)
La soledad del Artista,  uno de los ensayos en su libro "Para contribuir a la confusión general", Buenos Aires: Nueva Visión (1965) Poeta, ensayista y crítico de arte argentino. 

Dos años después de la publicación del Primer manifiesto surrealista de André Breton en 1924, funda junto a Marino Cassano, Elías Piterbarg y David Sussman el primer grupo surrealista de Sudamérica en Argentina, que desemboca en la publicación de dos números de la revista Que en 1928. Participó en la creación y edición de las revistas Ciclo,Letra y Línea,A partir de cero. Su importante obra poética fue reunida en un volumen bajo el título La valija de fuego, publicada por la Editorial Argonauta en 2001. En el terreno de las artes plásticas desarrolló asimismo una destacada labor como teórico e infatigable portavoz de los primeros artistas abstractos de la Argentina, publicando innumerables artículos en revistas especializadas de arte. En 1967 organizó en el Instituto Di Tella la importante muestra Surrealismo en Argentina

ALDO PELLEGRINI 
La soledad del artista

El tema de la soledad del artista no es nuevo, quizás, hasta esté un poco envejecido, y despida cierto tufo a romanticismo, haciendo sonreír imperceptiblemente a aquellas personas que han logrado colocarse más allá de todo. No hay duda de que el romanticismo, al afirmar la existencia del individuo, actualizó el problema y lo popularizó en cierto modo. Pero la soledad del artista es tan vieja como el mundo: ¿No fueron solitarios Dante o Shakespeare?. Habría que decir más bien que la soledad del hombre es tan vieja como el mundo. Pero hoy, en este estupendo mundo en que vivimos, el problema de la soledad ha adquirido proporciones gigantescas. Ya no se trata de literatura: se trata pura y concretamente de soledad, de decantada, cristalina, sólida e impenetrable soledad. 
El fenómeno de la soledad parece inherente al hombre desde el momento en que se multiplica, y a mi juicio responde a una ley matemática. A medida que crece el número de hombres que viven en común crece la soledad de cada uno de ellos en particular. Se trata de una relación inversamente proporcional: donde hay diez hombres la soledad es mayor que donde hay tres. Por eso es tan pavorosa la soledad en el mundo moderno.Y podría decirse que esta relación también depende la distancia: a medida que más juntos están los hombres, más crece la soledad de cada uno. Mientras menos apiñados están, las probabilidades de estar solos, son menores. ¿Qué mayor soledad que la que existe en los departamentos modernos? Cientos de personas viven allí codo a codo como extraños. El campesino no es, en general un solitario y sí lo es el hombre de las grandes urbes. Ni siquiera el ermitaño es solitario, es simplemente un hombre aislado. Soledad y aislamiento son dos cosas absolutamente distintas y hasta cierto punto opuestas. Y la razón está en que la soledad es un suplicio de Tántalo: el hombre tiene a los otros hombres próximos, los mira, los ve, oye sus voces, desea acercarse, pero cuando lo intenta cae en la cuenta de que lo separa una sólida e impenetrable muralla de cristal y que las voces que oye sólo son un murmullo, no dicen nada. Y su hambre de acercamiento crece monstruosamente ante aquellos otros seres que están tan próximos, casi al alcance de su mano. Ese es el suplicio de Tántalo de la sociedad moderna y ello explica la diferencia fundamental entre la soledad y el aislamiento. 

¿Por qué razones el artista, que parece destinado a concitar interés a su alrededor, sólo provoca malestar y alejamiento? Casi podría decirse que la piedra de toque del verdadero artista estaría dada por la rapidez con que el hombre normal le hace el vacío. Aunque el artista trate de pasar inadvertido suscita inmediatamente la desconfianza de ese hombre normal, desconfianza que rápidamente toma caracteres de la malevolencia y el rencor. 

En el panorama general de la incomunicación social, al artista le toca la parte del león. Lo que podría llamarse su convivencia con el ambiente es mala, directamente desastrosa. En ese ambiente creado para el hombre común, todos son indulgentes entre sí, todo se lo perdonan mutuamente, todo se lo justifican, pero lo que no justifican de ningún modo es al artista. Este es una presencia perturbadora: para el hombre normal es el individuo de los excesos. Es cierto, el artista es el hombre de los curiosos excesos, de los exasperantes excesos, porque en él se dan simultáneamente y en toda su demasía los estados opuestos: el exceso de silencio junto con el exceso de expresión, el exceso de generosidad con el exceso de egoísmo, el exceso de altivez con el exceso de humildad, el exceso de seguridad con el exceso de desamparo, el exceso de pasión con el exceso de renunciación, el exceso de amor con el exceso de desamor. Para el hombre normal ese tipo de exceso constituye la marca del desorden, para el artista significa la señal de un vivir humano en plenitud. Sin lugar a dudas el hombre medio no es capaz de ningún tipo de exceso, todo lo vive en muy reducida escala; así vive sumergido en una abyección descolorida ( y por eso mismo doblemente abyecta) sustituye la generosidad por el trueque de favores ( y así logra suprimir aparentemente el egoísmo), sustituye la altivez, que es áspera e hiriente, por la vanidad, que es roma y chata; sustituye la pasión por la avidez y la codicia, y como es incapaz de amor, desconoce el desamor, con lo que el lugar que corresponde a ellos queda mondo y vacío para llenarlo con lo que menos le disgusta, desde un vínculo matrimonial, hasta el té de las cinco, desde los “amigos” de café, hasta las cenas de homenaje. Todos estos sentimientos descoloridos están servidos con la más exquisita pulcritud, de modo tal que adquieren todo el aspecto de virtudes, de virtudes también descoloridas; porque hay una sola virtud verdadera: la grandeza de alma, y esta sí la posee el artista auténtico. Pero no hay que ser totalmente injustos con el hombre normal: es capaz de sentimientos intensos, pero sólo en una dirección: es muy propenso al exceso de odio y resentimiento, entiéndase bien que llamo hombre normal no a la gran masa de humildes, oprimidos y descastados, sino a aquellos que tienen una participación activa en la conducción de la sociedad, a aquellos que forman la opinión e imponen normas. 
Esta desmesura en los sentimientos coloca al poeta, como al criminal, fuera de la ley. Se lo acusa de locura o estupidez. Es el idiota que no comprende la vida: la vida que para el común de los hombres significa desgarrarse las carnes a dentelladas para conquistar el dinero con miras a obtener el poder, o para conquistar el poder con miras a obtener dinero. El artista pregona una riqueza inútil, la riqueza del espíritu. Busca en la vida un sentido que no es el de la vida práctica. Se convierte a su vez en testigo acusador de la realidad trivial, de la existencia sin sentido. El artista ofrece un mundo de valores distintos, los valores que surgen del vivir con autenticidad. El artista afirma su ser, y al afirmarlo, solo conquista la soledad, en un mundo de hombres que tienden a aniquilar su ser, disolviéndose en la masa, en grupo-masa que responden sólo a rótulos vacíos. El hombre común rehuye el problema de la soledad adoptando la vida vegetativa de las amebas; vive muerto. 
En esta actitud de distanciamiento con su medio, el artista llega a una situación tal de desamparo en que se ve obligado a decir como Pessoa: “Nada me une a nada”. 
Tal es la posición del artista en el área del hombre común. Pero se dirá: tiene a sus hermanos de sangre, los otros artistas. Nadie podrá describir en forma aproximada la intensidad de sentimientos que abarcan el odio, el resentimiento, la envidia, la indiferencia, abundantemente condimentados por la intriga, la calumnia, la deslealtad, la vileza, el despecho, la degradación, el saqueo, la estafa, que esos llamados “hermanos de sangre” tienen hacia un artista auténtico. En este caso especial suele despertar de un modo prodigioso la “imaginación” de estos “hermanos de sangre”, y entonces realizan una verdadera multiplicación de los pecados capitales, que como milagro no queda a la zaga de la multiplicación de los panes. Por eso el artista está todavía más solo entre los falsos artistas. Estos últimos forman una multitud desesperada en busca del éxito: se patean, se codean, se empujan, pero en definitiva se unen y se apoyan para defenderse del artista auténtico, porque ellos también tienen derecho a la vida. Y por ese derecho a la vida lanzan baratijas para consumo de los idiotas: cantidades innumerables de cuadros, poemas, novelas, teatro, que llegan por montañas, por toneladas, en medio de un alboroto de aplausos, exclamaciones, admiradoras radiantes de felicidad que se levantan las faldas para ofrecer su único don; y el éxito, la fama, los altavoces, los titulares, los afiches; los espectadores y los lectores mueren de un placer exquisito, y resucitan y vuelven a morir; las adolescentes agonizan en brazos de sus madres, ¡oh agonía del goce! Agobiado por tanto placer entran ganas de pedir: ¡Por favor sólo un segundo de respiro! Pero no: la inmersión, la asfixia en un torrente de deleites intelectuales, y nuevas toneladas de libros, de cuadros, hasta ya no poder más. Y entonces llega la industrialización de tan suculentos artículos de “goce”, con su cohorte de editores, productores, marchands, críticos, vendedores, promotores, sus investigadores de mercado, y la publicidad, la enorme, seductora y alucinante publicidad, que lleva de la mano al hipnotizado consumidor hasta esas quintaesencias del placer. Y entre los mercaderes del éxito y especuladores de la falsificación, el artista está solo; no, no está solo: lo empujan, lo patean, lo sacuden, lo chocan, lo derriban, en su desesperada carrera, aquellos que acuden sofocados a la distribución de premios, medallas, honores, pañuelos de seda, todo en un escenario sembrado de ramos de flores delicadamente envueltas en celofán, que rápidamente se vuelven malolientes, y de vaginas que aspiran a compartir la fama (el delicioso gusto amargo de la fama); y algo más allá la madre grita: “¡Oh, tengo un hijo genial!”, y el padre es tan dichoso que sólo le queda la salida del suicidio, y naturalmente se suicida, porque no hay nada como la procreación para crear un desmesurado sentimiento de culpa. Después de esa gran aventura sólo quedan pequeños plagios y algunos jirones de retórica. ¿Y acaso no basta? ¿No queda también después del amor, del más grande amor, un poco de ceniza? 
Pero volviendo a un terreno menos agitado, nos encontramos con el solitario que ha sido escupido, vejado y derribado, y su cabeza minuciosamente pisoteada, porque hay que decir la verdad, lo han reconocido y lo han apartado de modo harto eficiente. De todo este acontecimiento, el solitario sólo conserva una gran fatiga y un sueño, un inmenso sueño. ¿Qué ha pasado? El solitario no comprende nada. ¿Acaso su vida difiere de los otros? ¿No come, bebe, se emborracha, fornica, fuma, juega a los naipes, sufre de gripe y de cólicos, cruza calles, se fractura, se baña en sudor, se baña en agua, toma vitaminas, purgantes etc? La misma jornada de todos. Pero su tiempo es otro; su tiempo de minutos infinitos, distintos, densos o fugaces, dilatados o sobrios, hórridos o resplandecientes, o hirientes, espinosos, cálidos. En todos esos minutos hay una partícula de un ingrediente secreto: una partícula de eternidad. 
Es la gratuidad del arte, su absoluta inutilidad lo que constituye una afrenta para la mente común. Pero en esa inutilidad reside precisamente su importancia. Es tan inútil como el amor. Y el argumento de que no sirve para los fines prácticos de la vida, no queda sino rebatirlo con la aclaración de que no sirve para vivir, justamente porque es la vida misma. Arte y vida son términos ligados. El arte es un modo de manifestarse la vida, sin el cual queda mutilada. Pero ni lerdo ni perezoso, el hombre común ha sabido convertir el arte en mercadería, en valor cotizable en el mercado; le dio un precio a la inutilidad. Y al mismo tiempo que le daba un precio lo pervertía. Los mercaderes de obras de arte, los productores de libros: ¿en qué medida promueven la labor del artista? ¿En qué sutil medida, acaso, no van carcomiendo el espíritu del artista, no lo despojan de su autenticidad?Hay otro motivo para la soledad. El artista penetra en las comarcas inexploradas, en esa selva virgen del espíritu donde habitan los más terribles engendros del terror y de la angustia. Es la zona de todos los riesgos. Allí nadie lo acompaña. Está solo con su delirante empeño de penetrar en lo más profundo, en lo más denso, en alcanzar lo más distante, lo inalcanzable. Así penetra en la comarca del amor hasta su último límite para descubrir su apasionante misterio., allí donde el placer físico y la unción religiosa se encuentran, allí donde se produce la metamorfosis de la carne en espíritu, allí donde el amor aparece como principio y fundamento de todas las cosas, y la ley única que preside a todos los movimientos posibles. 
Esta exploración por territorios nunca transitados es la que rehuye el hombre común. El artista es un exiliado más allá de las fronteras de una vida social. Ya no se trata de ser pisoteado, se trata de algo más grave: nadie lo acompaña. Pero el artista no tiene vocación de soledad, todo lo contrario: tiene la vocación del amor, y ese amor se vuelca hacia el universo entero, y en primer término hacia los otros hombres, hacia todos los hombres. No ve en ellos maldad, sino simplemente desamparo. Los ve más terriblemente solitarios que él mismo, en medio de su bullicio y de su simulada alegría, y los ve más solitarios porque ignoran serlo, con lo que su soledad no tiene salida, creando esa angustia y ese malestar que desemboca en la agresividad y en el odio. Ama a los hombres, y para ellos es su mensaje, no para sí mismo, nunca para sí mismo; pero los hombres lo rechazan, porque quieren ignorarlo todo, porque tienen miedo al pánico de una revelación que los dejara tocando la nada con dedos que tiemblan. 
Siempre hablo del arte en función de su contenido poético, y este contenido es el que impulsa al artista hasta el último límite. Lo poético es esa mano que no tiembla y atraviesa el plomo. La poesía desintegra lo compacto, tiene el ácido irresistible que corroe las convenciones, que pone en evidencia la fragilidad de lo falso. La poesía es la máquina infernal que hace explosión en medio del letargo de un mundo sin sentido. Porque la poesía no tiene por objeto la búsqueda de una belleza serena y estática, sólo tiene por objeto la creación de esa máquina explosiva, la máquina que pretende arrancar al hombre de su letargo. Un verdadero poema debe transformar al lector que lo comprenda. Después de entrar en contacto con el poema, ese lector ya no será el mismo hombre. 
El artista no se representa a sí mismo en su obra, sino al hombre en sí, a todo hombre. El pronombre que usa no es yo, sino nosotros. Representa al hombre cabal que hay en el interior de cada uno de nosotros, aunque lo neguemos; representa la rebelión de ese hombre sumergido en un mundo de mentiras, en el que se predica la libertad para ofrecer la esclavitud, en el que se predica el amor para ofrecer el odio. 
Por eso la poesía tiene que ser extraña, difícil e hiriente. Pero por sobre todo tiene que ser inmaculada. ¡Qué ninguna mano sucia se pose sobre ella! Ninguna mano sucia, entiéndase bien. Puede soportar la risa, la sorna, el más estúpido gesto de incomprensión, pero ni el más mínimo contacto con una mano sucia. Y es una misión fundamental en el poeta mantener alejada su obra de esa mano, llámese el que la lleve crítico, poeta, amigo o transeúnte. 
Sobre el mundo de la simetría y el orden el artista construye el magnífico imperio del desorden. Y hay desorden hasta en la obra de Mondrian, pues, ¿qué otra cosa sino desorden puede provocar una obra que aparta al hombre de la rutina cotidiana para lanzarlo a un universo de claridad y pureza indescriptibles? Ese imperio del desorden es un imperio de libertad, por eso todos los buscadores de un “nuevo orden” son promotores de esclavitud.En realidad, el artista va a la conquista de ese estado superior del hombre en el que las palabras orden y desorden no tiene sentido. Pero la conquista de ese estado humano más alto no se logra sin dolor. En ese sentido, el arte es una experiencia de vida de una intensidad sin precedentes para el hombre medio, es la vida colocada a un grado de alta tensión. No se puede compartir ese estado, y el artista sufre el aislamiento con que se prescribe a los enfermos contagiosos. 
El problema de la soledad es el problema esencial del hombre, y está ligado al problema de la incomunicación, que se ha constituido en el gran tema de nuestro tiempo: toda la literatura y el arte moderno están cargados de él. En cuanto al hombre común, decide ignorarlo y se aferra a los medios de información masiva que en gran escala ha lanzado la técnica moderna y que constituyen en realidad falsos medios de comunicación. El resultado es una soledad cada vez mayor del hombre, adherido a los periódicos, la radiotelefonía, o la televisión, como un apéndice vacío de humanidad. Pero la gran humorada, el terrible sarcasmo, es que aquellos falsos artistas, que por razones de insensibilidad no sienten ni pueden sentir la angustia de la soledad, la pregonan con gran altisonancia en sus versos, en sus prosas o en sus cuadros, que son todos productos de la cocina bastarda con la que se desfigura un problema que el artista siente y expone como arquetipo del hombre auténtico. Y el asunto ha llegado a un grado tal de mistificación que es el momento oportuno para decir: ¡Basta ya de soledad! 
                                                                                    
                                                                                   

miércoles

Ofrenda y Rogativa a Tz'ikin



                                                        Vendido
                                          Ofrenda y Rogativa  a Tz'ikin  

óleo sobre  tela 100 x 120 cm




Desde el más profundo nigredo
emerge esta ofrenda a Tí Tz'ikin
Mi tesoro más preciado....
Te ofrezco  la pureza de mi  loto,  
te ofrezco la inocencia,
y el amor de la  entrega.

Vuela y tráeme la visión, la sabiduría, 
la buena suerte y prosperidad.

Tú que hablas con los dioses
cuéntales que he cumplido...
pídeles que derramen su abundancia
sin fin.

Que nos preparen para los cambios,
que nos den la fuerza para volver a comenzar 
este nuevo ciclo que se acerca tan veloz...
una vuelta más en la espiral,
un nuevo despertar.

otra vez aquí

En este día, velas puras para ti....
chocolate y ajonjolí.

Con amor
astrid

lunes

Alcione

                                      Alcione óleo sobre tela 100 x 120 cm   Vendido


                Alcione

Renacer una y otra vez
  por eones de baktunes. 

                       oscuridad
                 viaje cósmico
                             Luz
                    Fuego
               Agua
Vida...
               decisión.

   Se produce la alquimia,
                la magia sucede,
una nueva vida comienza....

    llegamos al centro de la galaxia
                                         Alcione
        al centro de nosotros mismos

                         un  nuevo yuga....

Con amor
astrid

sábado

8,8º Richter

Un fraterno abrazo a los que sufren.....Gracias Chilenos, gracias comunidad Internacional entera.
Chile se pondrá de pie!, muchas gracias por vuestra ayuda, por vuestra solidaridad...GRACIAS.

Piso 18 Santiago, madrugada del 27 Febrero del 2010, 3 Eb del calendario Maya
Aquí  traté de expresar mi vivencia, sólo una impronta a modo de terapia, para poder seguir con mi trabajo normal.


8,8º Richter, piso 18, madrugada del 27 Febrero del 2010, 3 Eb del calendario Maya
 óleo sobre tela 27 x 35 cm

lunes

Conciencia y Libertad

viernes

13 Lunas


Antes que empiece el día
cuando la noche es más oscura
y la luna más clara,
en el viejo árbol de enfrente a mi balcón
justo a las cinco de la madrugada,
un concierto de pajaritos
estremece mi alma
y alborota mi corazón.





jueves

Amaranta * Sukha


Somos la savia
la tierra
la memoria
tus pensamientos

Estamos en todas partes
de preferencia en el bosque
el jardín o entre los cristales

Si me llamas con el deseo
vendré presta
si me llamas con un suave silbido
rosaré tu hombro.

Búscame al atardecer
entre la luz azul y naranja.
Entre los pétalos
te miro.

Cuando la primera
estrella esté sobre el horizonte,
Venus, abrirá el camino
para nuestro encuentro.


Sukha: felicidad, comodidad
óleo sobre tela 100 x 120 cm

miércoles

Despertar femenino

                                                                                 Vendido

Despierta corazón, ya han pasado más de dos mil años, ahora te toca gobernar a ti.

Anahata: Apertura del corazón


¿Cuál es la misión de la mujer?-Enseñar al hombre a amar.
Cuando aprendan, tendrán otra manera de comportarse con la mujer y con la madre tierra. Debemos ver nuestro cuerpo como sagrado y saber que el sexo es un acto sagrado, esa es la manera de que sea dulce y nos llene de senti-do. La vida llega a través de ese acto de amor. Si banalizas eso, ¿qué te queda? Devolverle el poder sagrado a la sexualidad cambia nuestra actitud ante la vida. Cuando la mente se une al corazón todo es posible. Yo quiero decirle algo a todo el mundo...-...-Que pueden usar el poder del gran espíritu en el momento que quieran. Cuando entiendes quién eres, tus pensamientos se hacen realidad. Yo, cuando necesito algo, me lo pido a mí misma. Y funciona.-Hay muchos creyentes que ruegan a Dios, y Dios no les concede.-Porque una cosa es ser limosnero y otra, ordenarte a ti mismo, saber qué es lo que necesitas. Muchos creyentes se han vuelto dependientes, y el espíritu es totalmente libre; eso hay que asumirlo. Nos han enseñado a adorar imágenes en lugar de adorarnos a nosotros mismos y entre nosotros.-Mientras no te empaches de ti mismo.-Debemos sutilizar nuestra sombra, ser más ligeros, afinar las capacidades, entender. Entonces es fácil curar, tener telepatía y comunicarse con los otros, las plantas, los animales. Si decides vivir todas tus capacidades para hacer el bien, la vida es deleite....   Ver el árticulo completo

Para saber más sobre el chakra del corazón....cuando está abierto y cuando está cerrado y cual es su función exactamente. En sánscrito Anahata.


jueves

Gira-Sol

Todas las espirales que forman los diferentes mundos relativos aparecen y desaparecen constantemente en el océano del universo infinito a través del cual opera en todas partes y en cualquier momento el movimiento perenne de yin a yang y de yang a yin. Este movimiento entre yin y yang es infinito en sí mismo y lo podemos llamar el Todo, Dios, o el orden del universo, que es eterno y universal. No existe fenómeno naturales que no se manifiesto dentro de este orden del universo basado en yin y yang y no hay cuestiones humanas que no represente esta ley eterna y universal del cambio. Quienquiera que y todo lo que reconozca este orden infinito, ve sólo su existencia en este universo en sus mundos relativos.
A fin de crear y mantener la armonía en un universo infinito, las fuerzas y tendencia opuestas se atraen. La creación y la disolución del universo, que se desarrolla continuamente en casi infinitas dimensiones del tiempo y el espacio genera constantemente numerosas variedades de fenómenos. Ente estos fenómeno, visibles e invisibles, a grande y pequeña escala, físicos y espirituales, se encuentran los movimientos que trabajan continuamente para conseguir la armonía. Este movimiento de atracción universal entre diferentes fuerzas y tendencias se llama, en lenguaje humano, "amor". Por consiguiente, el amor es universal y permanente y surge en todas partes y en todo momento, entre el hombre y la mujer, el carbono y el oxigeno, el electrón y el protón, las bajas y altas presiones, el frío y el calor, la lentitud y la rapidez, lo positivo y negativo en la electricidad y el magnetismo, la oscuridad y la luz, el norte el sur, el este y el oeste, el espíritu y la materia, las ondas corta y la onda larga, en cualquier momento y en cualquier lugar todos los fenómenos relativos de tendencias opuestas se atraen y generan armonía. MICHIO KUSHI


Dedicado a mis queridos compañeros Sirianos que después de tantos...tantos años nos hemos reenconcontrado con el mismo espíritu y calidez; con la infancia a flor de piel y la nostalgia de querer recuperar la inocencia de la niñez.

Un abrazo de corazón para cada uno de ustedes.

lunes

Reparar, Restaurar...Re-vivir

MANDALA DE PODER

Reparar fue una de las primeras lecciones que aprendí con mi querido maestro el escultor Francisco Rios Araya...la importancia de volver a parar-se luego de re-parar lo dañado.
Éste es uno de mis primeros trabajos, que de tanto deambular, de tantos cambios, sufrió inevitables deterioros; Lo construí como mandala de poder al comenzar mi camino en la pintura.

A la izquierda, poder que viene del inconsciente, del pasado, de los ancestros: COMPOS SUI Dueño de sí mismo.
A la derecha, el camino que trazo, lo que viene, el futuro: FIAT LUX Hágase la luz.
Arriba, como meta máxima: ERITIS SICUT DII Seréis como dioses, promesa y no pecado, al comer del árbol de la sabiduría...con lo que termina la ignorancia y por ende el dolor y el sufrimiento al comprender que sin oscuridad no hay luz, sin materia no hay espíritu, que el sufrimiento es parte del gran juego.
Por último, lo que dice a la entrada del Templo de Apolo, Delfos: NOCSE TE IPSUM Conócete a ti mismo y conocerás al universo y a los dioses.

miércoles

Maranta * Jeanne


Maranta * Jeanne óleo sobre tela 130 x 110 cm


...y la mujer un muro de color tuvo que construir
un dique de pétalos para no derramarse en lágrimas,
para detener la nostalgia, esa tristeza que crecía
como el desierto avanza en busca del agua...

sábado

Detalles....


Cuando se termina un trabajo?

Hace tiempo que he estado alejada de mis amigos virtuales y físicos....espero comprendan y perdonen, era necesario una retirada silenciosa, imprevista.... debía terminar lo pendiente para comenzar una vez más.

¿Cuando se termina un cuadro, un poema, una casa, una vida, una relación?...cuando se acaba de construir?

Dedicado a Jeanne , quien inspiró ésta tela. Para ti con gratitud y cariño.

Un abrazo grande y cordial para todos.

viernes

Desenraizarme...

En una tarde de primavera
partiré a otras tierras
volaré lejos de la mía
dejaré a mi paloma en casa...

La vida lo exige
tengo que prepararme
debo partir
paloma mía...









Espérame en la ventana
y cuando en el cielo
a Venus veas,
sabrás que tu árbol
tu cobijo
tu nido
la fuente de tu alimento
a regresado.


La promesa de las flores
convertidas en frutos
son para ti amor mío,
ahora paloma
ahora debo empezar
a desenraizarme....

Vendido






* He sido convocada, más bien convocada, a participar en la próxima bienal internacional de arte contempóranea Florencia Italia, sólo es una promesa, una quimera.....hasta el momento.


DESENRAIZARME óleos sobre tela 110 x 130 cm

domingo

CONCIENCIA



Venimos de lo desconocido y continuamos moviéndonos hacia lo desconocido. Volveremos otra vez; hemos estado aquí miles de veces y estaremos aquí miles de veces. Nuestro ser esencial es inmortal, pero nuestro cuerpo, nuestra corporeidad es mortal. El marco en el que nos movemos: nuestras casas, el cuerpo, la mente, están hechos de cosas materiales. Se cansarán, se envejecerán, morirán. Pero tu conciencia, para la cual Bodhidharma usa la palabra "no-mente" -Guatama el Buda también ha utilizado la palabra "no-mente" – es algo más allá de la mente y el cuerpo, algo más allá de todo, esa no-mente es eterna. Es expresada y se va nuevamente a lo desconocido. Este movimiento de lo desconocido hacia la conocido y de lo conocido a lo desconocido, continúa por la eternidad, a menos que alguien se ilumine. Entonces ésta es su última vida. Entonces esta flor ya no volverá. Esta flor ha tomado conciencia de sí misma y no necesita regresar a la vida, porque la vida no es más que una escuela de aprendizaje. Él ha aprendido la lección, ahora está más allá de las ilusiones. El se moverá de lo conocido, por primera vez, no hacia lo desconocido, sino hacia lo incognoscible.
Osho Bodhidharma, the Greatest Zen Master Chapter